Francesco Tonucci: encuentro en Roma y entrevista de FNEC

on Miércoles, 16 Julio 2014. Posted in La Fundación

Volamos a Roma para encontrar a Francesco Tonucci y hablar con él de varios temas

Francesco Tonucci: encuentro en Roma y entrevista de FNEC

El 18 de Junio 2014 estuvimos en Roma en un encuentro de Fundación NEC con Francesco Tonucci, que nos recibió en su estudio en el Istituto di Scienze e Tecnologie della Cognizione - Consiglio Nazionale delle Ricerche en Roma. 

Fue un auténtico placer poder hablar con él a lo largo de 2 horas y medio. Y es un placer compartir con tod@s vosotr@s nuestra experiencia. ¡Buena lectura! 

FNEC ha viajado a Roma para entrevistarse con Francesco Tonucci, un referente para esta fundación, que a lo largo de su carrera ha aportado una visión de respeto, desde y para la infancia, en un sistema educativo y social maltrecho donde son pocos, todavía, los modelos innovadores que tienen como fundamento el respeto y la libertad…

Entramos en el pequeño despacho, junto a la entrada del Istituto di Scienze e Tecnologie della Cognizione, que comparte con dos colegas donde, seguro, han nacido muchas de sus viñetas.

Nos recibe un Francesco vital, enmarcado en posters de sus viñetas y un trabajo collage del que nos hace referencia de su historia, cuando preguntamos por él.

Bromea con la dificultad del pequeño lugar de trabajo y con el hecho de que, a pesar de estar jubilado, no está pensando en ceder su mesa a sus compañeras, que ríen con él.

Estamos convencidos de que acudir a este trabajo, cada día, es un placer.

Durante las dos horas y media de entrevista, pudimos charlar distendidamente sobre muchos temas, escuchar anécdotas de su larga vida profesional y compartir la misma visión sobre la enorme necesidad de generar espacios educativos donde se respeten los procesos de vida-aprendizaje de los niños y niñas.

Nos gustó mucho compartir ideas y coincidir, a través de un montón de propuestas que surgían en nuestras cabezas de forma conjunta y que ya se están haciendo en las diferentes escuelas que hemos promovido o asesorado en estos años y otras que esperan a plasmarse en una realidad que pronto llegará, con un nuevo formato de escuela.

En los próximos meses, esperamos establecer una colaboración mutua, a través de diferentes programas que pronto descubriréis en la web.

Os dejamos con la entrevista que pudimos mantener en este ratito pero, antes, nos gustaría compartir un regalo que tuvimos en nuestra visita:

Casi al final, después de nuestra conversación con Francesco Tonucci, pudimos conocer a Frato, un personaje encarnado en Tonucci que, de pronto, transforma su mirada, parece abandonar el espacio tiempo y, concentrado y entornado en su lapicero, comienza a dialogar con el trazo y el papel para encarnar la voz de los niños. Fue un auténtico placer poder ver esta transformación para brindarnos una viñeta dedicada. Pudimos ver, a través de su mirada “con ojos de niño”, a un hombre bueno, sensible y sencillo que comprende plenamente los procesos de maduración de los niños/as. Recogemos la necesidad urgente de mirar hacia la infancia con sus ojos, los nuestros olvidados de esa etapa en la que tanto aprendimos y hemos obviado.

Gracias Francesco y hasta nuestro próximo encuentro.

francesco-tonucci-entrevista-fnec-junio-2014FNEC // En nuestra vida y como miembros de la Fundación NEC consideramos el autodidactismo como un recurso fundamental que todos poseemos. ¿Es posible aprender de manera autónoma, desarrollando el potencial que cada uno de nosotros tiene dentro?

No tengo ninguna duda al respecto. Creo que la muestra más evidente son los niños en sus primeros días y meses de vida. Explorando, mirando, tocando y chupando los objetos, las personas y su cuerpo constituyen los pilares de todo lo que luego en la vida aprenderán en la familia, en la escuela, en la vida. Los niños son los primeros y más extraordinarios autodidactas. La educación familiar y escolar tendrían que ayudar a los niños y niñas a continuar este recorrido de manera que puedan realizar sus potencialidades y no, como casi siempre pasa, convertirlos a las necesidades y deseos de los padres, de los programas escolares y, más tarde, del mercado laboral. Loris Malaguzzi solía decir que los niños tienen 100 lenguajes, manos, pensamientos, maneras de jugar, hablar, pero les roban 99.

 

 

FNEC // ¿Qué opina de Maria Montessori? ¿Y del modelo Reggio Emilia? ¿Y de las escuelas Waldorf?

No conozco las escuelas Waldorf.

Respecto a Maria Montessori, creo que hay que reconocerla como una gran pedagoga, la primera en creer en las capacidades de los niños, en su derecho a una educación de alto nivel. Honestamente, creo que hoy “el método, las propuestas y los materiales Montessori” pueden considerarse no adecuados con respeto a lo dicho en la anterior respuesta y a lo que ya se ha experimentado y desarrollado en las más actuales propuestas didácticas para la infancia. Personalmente, pienso que si Maria Montessori hoy viviese no seguiría proponiendo el caballete para la pintura, las letras de lija o la campanita de oro, sino que propondría actividades escolares parecidas a las que se hacen en las Scuole dell’Infanzia de Reggio Emilia.

Yo era muy amigo de Loris Malaguzzi y he seguido muy de cerca el desarrollo de las escuelas infantiles de Reggio. Hoy en día, este modelo no se encuentra solo en Reggio, está también en Pistoia con soluciones originales e innovadoras y en otras ciudades italianas. Es interesante notar que siempre son escuelas municipales y no estatales o privadas. Creo que es acertado incluirlas entre las mejores escuelas infantiles del mundo.

 

 

FNEC // Estamos observando un aumento importante en las “escuelas alternativas” en España, de hecho recibimos muchas peticiones de acompañamiento para la creación de nuevos espacios educativos de Norte a Sur. Está claro que la escuela institucional/tradicional se está muriendo poco a poco en España, pero estos proyectos “alternativos” no siempre tienen una sólida base. ¿Qué opina de esta proliferación de iniciativas educativas? ¿Cuál es la contribución que nosotros en cuanto FNEC podemos ofrecer para que estas escuelas se desarrollen sobre una sólida base?

En Italia este fenómeno no existe. Por lo que sé, las escuelas alternativas son pocas, pequeñas, hechas por pequeños grupos de padres que eligen la educación familiar para sus hijos. La escuela, desde primaria, es casi exclusivamente pública (estatal). Con esto no quiero decir que sea una escuela que goza de buena salud, al revés: en Italia también la escuela hoy está sufriendo claros pasos hacia atrás, recuperando viejas tradiciones, viejos programas y libros y anulando así los progresos y las experimentaciones hechas en los años ‘70 y ‘80. La realidad española, la fuerte demanda de escuela alternativas, creo que puede interpretarse como una interesante denuncia de la situación de las escuelas públicas y una voluntad de las familias de ofrecer a sus hijos escuelas con más calidad, menos lejanas de sus intereses, mas interesadas y sensibles a la necesidad de bienestar. No conozco estas iniciativas y no me sorprende que a menudo sean improvisadas y con bases poco sólidas. Creo que es muy importante que puedan contar con organizaciones como la vuestra, a la espera de que la escuela pública se de cuenta de ellas y las considere como útiles experimentaciones a seguir y estudiar.

 

 

FNEC // Con nuestra Fundación preparamos ambientes donde los niños/adolescentes son libres de pasar de un espacio a otro en el momento que sienten oportuno; los adultos los acompañan sin obligarles de aprender; los espacios son laboratorios y no aulas con pupitres, tienen materiales para experimentar y libros a consultar que se pueden elegir libremente, según el momento en que se encuentra el niño/adolescente. ¿Cómo pueden hacer los “profesores” para acompañar a los “alumnos” con la mirada que Usted propone, “con ojos de niño”?

Estos principios corresponden exactamente a mis actuales propuestas para una escuela moderna y “para todos”. Pasar de una escuela de aulas a una escuela de laboratorios significa ofrecer espacios significativos donde los alumnos puedan vivir experiencias “verdaderas” en ambientes ricos en significado. Significa ofrecer a los alumnos “recorridos” pasando de una actividad a otra y ayudando de tal manera, especialmente a los más débiles, a salir de un entorno disciplinar para entrar en otro diferente. Me parece además importante reconocer a los niños el derecho a cansarse, a no estar interesados en una propuesta y a moverse a otros espacios de la escuela en búsqueda de experiencias más en línea con sus intereses. Me parece importante también renunciar a la homogeneidad de edad, creando grupos heterogéneos donde la diversidad sea el principal motor de la educación y del aprendizaje, permitiendo a los mayores ayudar a los pequeños y a los pequeños recordar a los mayores la presencia de intereses y derechos diferentes de los suyos.

 

 

FNEC // La Neurociencia y las Inteligencias Múltiples son un tema de actualidad también en la escuela, parece que están entrando en el sistema educativo. Vamos hacia un nuevo modelo basado en el respeto de las necesidades de los niños según la ciencia ¿o es solo una nueva moda?

Los verdaderos maestros, los que nosotros llamamos “grandes maestros” solo porqué no son comunes, nunca tuvieron dudas de las diferentes vocaciones/aptitudes de los diferentes alumnos. En sus escuelas siempre se garantizaron los 100 lenguajes de que habla Malaguzzi y siempre se intentó reconocer con igual dignidad el alumno dotado de capacidad científica y el dotado de capacidad artística, literaria, motriz o matemática. Garantizar en la escuela (y en la familia) que cada niño y niña pueda convertirse en aquello para lo cual nació y en aquello, y solo en aquello, ser el mejor, creo que tiene que considerarse el verdadero objetivo de la educación. Desgraciadamente, estas ideas de base, presentes en las experiencias de nuestros maestros, de Pestalozzi a Dewey, de Montessori a Freinet, de Lodi a Milani, se vuelven a proponer como descubrimientos modernos y se convierten en modas.

 

 

FNEC // Hablamos del sistema educativo italiano: no lo conocemos mucho. ¿Ha habido alguna señal de renovación en los últimos años? ¿Va hacia la dirección de “dejar que el niño/adolescente sea el protagonista”? ¿Ya es realidad o lo será en un futuro cercano la idea de una “escuela para todos los alumnos y para cada uno de ellos”? Nos parece que la respuesta es NO… ¿Por qué la sociedad se encuentra en esta situación? ¿Qué es lo que no nos permite avanzar?

La respuesta es efectivamente NO. Las motivaciones son difíciles de explicar y yo mismo no las conozco en profundidad. Después de las denuncias de finales de los años 60, desde la revolución del ’68 a “Carta a una profesora”, y las experimentaciones de los años ’70 y ’80 (decretos delegados, gestión social de las escuelas, inserción de los minusválidos en la escuela de todos, cierre de las clases diferenciales y especiales) empezó una lenta y progresiva regresión a comportamientos más tradicionales. Me parece que se llegó a eso por:

  • una obsesiva legislación escolar incluso de buena calidad, pero que proponía con demasiada frecuencia cambios en los programas, en la arquitectura escolar, en las disciplinas, en los libros de clase, sin llegar a obtener verdaderos cambios, al revés, solo propiciando una progresiva fortificación defensiva de los profesores;
  • una actitud sindical corporativa, poco disponible a cambios y a nuevos compromisos formativos de la categoría;
  • un creciente conflicto entre escuela y familias siempre listas a denunciar a la escuela por cualquier cosa que sucediera a sus hijos.

 

 

FNEC // ¿Cuál fue el momento más bonito (o los momentos más bonitos) de su recorrido profesional hasta hoy? ¿Y qué momento Usted recuerda como uno de los peores, uno de los en que se piensa “lo dejo todo y voy a cultivar la tierra”?

Puedo hablaros de 4 hechos que verdaderamente me emocionaron.

En 1996 el profesor René Zazzo, padre de la psicología francesa, poco antes de morir, hizo editar en su publicación científica “Croissance de l’enfant, genèse de l’homme” de Presses Universitaires de France (PUF) mi libro de dibujos “La solitude de l’enfant”.

En 1974 en Salta (Argentina) di 3 conferencias (el viernes a la mañana y a la tarde, el sábado a la mañana) delante de más de 13.000 profesores en el Polideportivo Delmi. El silencio absoluto de los 13.000 se quedará siempre como uno de los recuerdos más emocionantes de mi vida.

En 2003 la Pontificia Universidad de Lima, en Perú, me nombró profesor honoris causa.

En 2011 la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de La Plata me dio el doctorado honoris causa.

Reconocimientos excesivos en mi opinión y probablemente inmerecidos, pero que premian un dibujante y un estudioso de los niños y de sus derechos, capacidades y competencias que normalmente en nuestra comunidad científica no se reconocen ni valoran mucho.

Fuera de mi recorrido profesional, en mi vida privada, hubo momentos mucho más importantes y emocionantes como el casarme y el nacimiento de mis hijos y mis nietos.

 

 

FNEC // Usted es abuelo, ¿verdad? ¿Cuál es el consejo (o los consejos) que le gustaría dar a sus nietos?

No tener miedo al mundo que les dejamos, no resignarse ni considerarse justificados delante del desastre que les dejamos en herencia, sino luchar para salvar el mundo para dejarlo mejor a sus hijos. En otras palabras, tener una fuerte indignación por lo que les dejamos y una gran valentía para cambiarlo. No es un eslogan de los Indignados Españoles, sino una citación de S. Agostino: "La esperanza tiene dos hijas hermosas: la ira y la valentía. La ira ante el estado de las cosas y la valentía, para cambiarlas".

 

 

FNEC // Para acabar la entrevista: la tecnología y sus declinaciones (internet, smartphones, pantallas, televisión, imágenes digitales reales y ficticias, video juegos, exceso de informaciones, bombardeo de estímulos, conectividad siempre y en cualquier lugar, comunicación hiper-rápida prácticamente instantánea,…) son un peligro para el desarrollo neurológico de los niños, aunque nos ven a nosotros, adultos, siempre pegados a dispositivos electrónicos. ¿En su opinión, a qué edad los niños están listos para los primeros contactos con el mundo digital?

Es difícil que una persona de mi edad sepa y pueda dar una opinión serena y creíble sobre estos temas donde nuestros nietos son mucho más hábiles y competentes que nosotros. De todos modos, opino que las tecnologías nos ofrecen a todos, niños y adultos, nuevas y extraordinarias posibilidades/oportunidades inimaginables hace tan solo veinte años, aunque el mundo virtual no puede y no debe invadir el mundo de las niñas y niños demasiado precozmente. Hasta los 10/12 años los niños necesitan experiencias reales y concretas, tocar a sus compañeros, recorrer los espacios de la ciudad, explorar y descubrir el entorno. Para aquella primera función descrita en la primera respuesta, hay que usar las manos, el cuerpo, las relaciones con el mundo físico y afectivo. Los medios electrónicos claro que estarán presentes en este proceso, incluso a esas edades, pero no tienen que sustituir la realidad. Opino que un niño en esa edad no debería tener un televisor en su habitación, no tendría que tener un móvil ni un ordenador suyo. Podrá mirar la TV en casa, usar el ordenador de sus padres. Leer un libro a los hijos en vez que regalarles un videojuego es todavía la mejor sugerencia que puedo dar a los padres.